Translate

jueves, 29 de diciembre de 2011

Say hello to blackjack

Bueno para que luego digan de Ficomic, este manga lo conocí en el salón del manga regalado al cambio de la entrada, y me salio bastante a cuenta en esta ocasión, encima me saque mas de un tomo.
Saito es un joven médico de prácticas. No hace mucho que termino su carrera de medicina en una de las mejores universidades de Japón y es asignado al hospital adscrito a esta. Pronto descubre que la vida no es un camino de rosas y que aquello de “ser médico” no es lo que se había imaginado. Asignado a su primer servicio se da cuenta de que la frontera entre la vida y la muerte es fina y que el sistema sanitario japonés más parece destinado a ganar dinero que a curar a los pacientes. Atrapado sin remedio dentro de la maquinaria sanitaria, Saito debe superar sus prácticas para terminar su formación, pero su complicado carácter y sus continuas muestras de rebeldía hacia sus superiores pronto le valen la mala fama. Sin embargo, Saito no se rendirá y aún a pesar de los pesares, seguirá intentando ir por lo que él considera que es el camino correcto...lo sea en realidad o no.

Lo mejor: No tiene mal dibujo, y las tramas se desarrollan muy bien, introduciéndote poco a poco mientras el personaje va evolucionado. Otra cosa es que la serie no es exageradamente larga.

Lo Peor: En diversos momentos el protagonista parece un poco tonto, la trama al ser de médicos puede no llegar a llamar la atención.

Se recomienda: A toda persona aquel que dese leer una buena historia independientemente de que ambientación tenga.


Opinión personal: Un manga bastante interesante, que nos muestra un poco el funcionamiento de la sanidad en Japón, todo ello con dramas tanto sociales, como de los trabajadores y los pacientes que ira teniendo nuestro joven protagonista por la diferentes áreas de la medicina que le tocara ir trabajando como medico en practicas. Una trama muy humana y intensa que vale mucho la pena leer, con mas de una pequeña ramificación la conocer diferentes médicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario