Translate

martes, 18 de febrero de 2014

Reseñas de cine 2014, los remake de Robocop y Oldboy

Empezamos con Robocop:

En 1987 de la mano de una de las mentes creativas más importantes del momento, Paul Verhoeven, llegaba a las salas una película destinada a convertirse en obra de culto y que supondría un punto y aparte en el mundo del cine de acción: Robocop.

Robocop

Nos encontramos ante una obra maestra del cine sin duda que resultó posteriormente perjudicada por secuelas que no estuvieron a la altura, series nefastas de TV y dibujos animados que infantilizaron al personaje. La película era sangrienta, salvaje y una dura crítica a lo que supondría la privatización de la seguridad.

En 2014 nos llega el remake de Robocop que sigue siendo sangrienta y violenta, pero que se ve impregnada por otros aires, escenas de videojuego y más humanizada que la original. En este remake es más importante la humanidad del personaje que su armadura o soporte vital. La película tiene más el enfoque hacia lo que supone la sustitución de las personas por máquinas capaces de ejecutar acciones sin necesidad de pensar y sin sentimientos.

remake de Robocop

Si olvidamos el original (si es que somos capaces) nos encontramos con una película muy entretenida, con momentos brillantes como la escena inicial en Teherán, el momento en el que descubrimos lo poco físico que queda de Murphy en la armadura o aquella escena en que al protagonista le inhiben de sus sentimientos para hacerlo más eficaz.

A destacar que el reparto es mucho mejor que el del original, especialmente Michael Keaton y Gary Oldman que tienen escenas con conversaciones memorables, cínicas y con un punto de humor negro. Desaparece la compañera femenina de Murphy para dar más protagonismo a la mujer y a la hija.

Veremos qué tal funciona en taquilla, que a priori no parece que vaya a ser buena, para saber si veremos secuelas con un robocop plateado como dios manda.

… y ahora, Oldboy:

En 2003 llegaba de Corea “Oldboy” una obra maestra, llena de violencia, sexo y la venganza como fondo. La película es imaginativa, rodada con exquisito gusto y con una serie de soluciones visuales y narrativas magníficas, donde el director hacía gala de esa imaginación antes mencionada y que nos llevaba al pasado del personaje a través del presente. La obra al final era muy dura y atrevida.

Oldboy

En 2014 llegó a nuestras pantallas su remake, dirigido por un Spike Lee cada vez menos radicalizado en el mensaje de sus primeras obras y más centrado en una carrera de películas de encargo e interpretada por un gran Josh Brolin y Elisabeth Olsen (la otra hermana Olsen y que es la que ni parece de plástico y sabe actuar) y Sharlto Copley, este último bastante patético y que estropea las escenas vitales en las que aparece. La película sigue siendo violenta y con un punto gore, pero sin embargo no es tan imaginativa…esto no la convierte en una mala película pero si has visto el original no te pilla por sorpresa y además si le añadimos que pierde esa imaginación narrativa ya que Spike Lee prefiere copiar a buscar su propio estilo. Eso si, probablemente sino has visto la original si que puede gustar y parecer interesante. La película se atreve en el momento sexual clave de la cinta, algo que me sorprendió pero cambia la resolución final que sigue siendo dura, pero no tan dramática.

Oldboy - Josh Brolin

Así pues dos remakes que si olvidamos que tienen unos originales brillantes detrás, nos pueden proporcionar buenos momentos de entretenimiento…la otra opción es volver a ver las películas que los han originado y disfrutarlas otra vez.

Ah! Se me olvidaba que ambas películas tienen un punto en común…en las dos sale Samuel L. Jackson haciendo de Samuel L. Jackson como casi siempre.

Publicado por Ángel G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario