Translate

jueves, 7 de agosto de 2014

Vamos de secuelas: "Cómo entrenar a tu dragón 2" y "El amanecer del planeta de los simios"

Es de celebrar que se estrenen secuelas de grandes películas y estas no maten el buen recuerdo de la primera sino que además nos dejen también buen sabor de boca.

La primera parte del reboot del planeta de los simios fue una película muy entretenida y muy tierna por momentos....espectacularmente bien hecha y con una historia de amor entre padres e hijos y un discurso sobre los abusos sobre los animales y las consecuencias que esto podría tener.

En la segunda parte nos encontramos un panorama muy diferente...los simios establecidos en una zona y con sus sociedad montada, con Cesar como gran lider y que ignoran la existencia de humanos hasta que estos vuelven...todo ello va a desembocar en una batalla entre hombres y simios con momentos de gran espectacularidad, como por ejemplo ese momento en que los simios hacen una demostración de fuerza y se plantan ante los hombres...o ese final con esa mirada de Cesar a cámara. Mejores efectos especiales, acción, emoción y buenos momentos hacen de "El amanecer del planeta de los simios" un blockbuster veraniego de altura muy por encima de la media habitual.



La siguiente secuela sobre la que hablar es la de los dragones...hace unos años la primera película de esta saga nos trajo una de las mejores películas de animación de la época y que pronto se convirtió en uno de esos ejemplos de cintas que sin ser de Disney triunfan en el difícul mercado de la animación. Destacó por aquel entonces una aminación brillante, una historia emotiva y una crueldad poco común en las películas de animación.

Ahora nos llega su secuela y no podemos decir nada malo de ella, todo lo contrario, estamos ante un película excelente, donde la aminación va un paso más allá y tenemos momentos verdaderamente espectaculares.

Han pasado unos años en la vida de los protagonistas y eso se nota. Han madurado y sus lazos se han fortalizado. Una sorpresa familiar y una terrible amenaza sale a flote y pondrá a los protagonistas en situaciones muy comprometidas.

La película mantiene las constantes que hicieron que la primera parte fuera un éxito incluido ese punto cruel que hace que por momentos se nos encoja el corazón. Se agradecen esas apuestas por películas de animación que se suelen salir de lo habitual y acomodado y que buscan ir algo más allá.

Así que antes del desembarco de los guardianes de la galaxia y los robots de Transformers (por si a alguien le interesa la cuarta parte) aquí tenéis dos buenas opciones para ir al cine este verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario