Translate

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Reseña: Los Guardianes de la Galaxia por Angel G.

“Los guardianes de la galaxia” es sin duda la película del verano, una película que ha gustado a la mayoría de público y que ha sido abrazada por muchos como el Star Wars de una nueva generación, algo que probablemente resulte exagerado, no tanto por la película en si, sino por lo efímero que resulta hoy el ocio. No creo que dentro de 30 años se recuerde los Guardianes como una generación recuerda “La guerra de las galaxias”... y es que hoy todo es mucho más fugaz, hay más oferta y el público salta de una cosa a otra a gran velocidad.

La taquilla en USA resulta espectacular, siendo de momento la cinta que más ha recaudado allí a lo largo de este año, superando a la secuela del Capitán América y en el resto del mundo avanza a buena velocidad a la espera aún de mercados como el chino donde Marvel tiene gran presencia y éxito.

El mérito de Marvel es sin duda haber cogido unos personajes que poca gente conoce, con un bagaje no demasiado amplio en el mundo del cómic (sobretodo si lo comparamos con el resto de franquicias que la productora ha llevado a la gran pantalla) y hacer que el público se identifique con ellos, especialmente con ese simpático mapache y sobretodo con esa especie de árbol que solo pronuncia una frase (Yo soy Groot) y que se ha convertido en ídolo de masas, especialmente con esa escena final, bailecito incluido.

Lo mejor de la cinta es ese espíritu aventurero que desprende la película, con un personaje principal a medio camino entre Indiana Jones y el Malcom Reynolds de Firefly o Han Solo, muy bien acompañado por un grupo donde además de Rocket y Groot aparecen una feroz asesina llamada Gamora, hija adoptiva de Thanos y Drax tipo imponente con grandes habilidades para la pelea que arrastra la pérdida de su familia. Sin duda un grupo atractivo de moral discutible al menos en su principio y por los que el gran público va a sentir simpatía inmediata y que ha disparado las ventas de merchandising, arbolitos bailongos y mapaches de peluche sobretodo, además de formar parte del nuevo lanzamiento de Disney Infinity para consolas donde van a tener una línea dedicada a la franquicia.

Dentro del espíritu aventurero tenemos grandes set pieces de acción como la parte que se desarrolla en la prisión y el clímax final con acción en diferentes escenarios que resultan un disfrute total para el espectador tanto para el más joven como para aquel que hace más de 30 años disfrutó del inicio de la saga de George Lucas...y es que Star Wars se ha convertido en referencia obligada a la hora de hablar de esta película.

La franquicia ya tiene secuela asegurada que promete bastante si se sigue el camino marcado por esta y se le da a Thanos ese papel relevante que se viene anunciando desde el final de los títulos de crédito de la primera parte de Vengadores y ahora con la majestuosa aparición en esta película.
Para acabar destacar dos cosas: la espectacular banda sonora, que recuerda a esas selecciones tarantinianas y por otro lado que la escena post créditos no pasa de una anécdota simpática pero que no nos aporta nada ni anticipa nada de lo que vendrá a posteriori...a no ser que al personaje que aparece le den una película.

YO SOY GROOT

No hay comentarios:

Publicar un comentario