Translate

lunes, 4 de mayo de 2015

Hemos llegado..."Los Vengadores: la era de Ultrón"



No por obvio deja de ser asombroso cómo pasa el tiempo, hace unos años hablábamos de 2015 como el año del estreno de la secuela de Los Vengadores y nos parecía muy lejano y sin embargo ya estamos aquí otra vez para hablar de una nueva película del supergrupo.
Una secuela que nace con el listón muy alto por el gran éxito de su predecesora y con unas expectativas elevadas…y la pregunta seria ¿Cumple con ellas?...vamos a intentar responder a ello, aunque ya os avanzo que para mi si, sin duda, y aunque le veo sus problemas, las ventajas son mucho mayores y la diversión que me ha proporcionado borra sin duda esos pequeños problemas.
La película aumenta todo aquello que funcionaba en la primera, los enfrentamientos entre los protagonistas están presentes tanto a nivel verbal como físico, siendo en este tema el enfrentamiento entre Hulk y Iron Man la escena estrella de la función, con un enfrentamiento que te deja la boca abierta y la sonrisa permanente en la cara.
Obviamente también se multiplican las escenas de acción y batallas, a cual más espectacular y comparativamente con la primera parte mucho mejor realizadas, aunque algún momento el montaje es algo atropellado pero nada demasiado importante. Si la primera parte tenía dos grandes climax de acción, en esta sin embargo tenemos varias más desde el primer minuto. Whedon es un tipo muy sabio y es hábil a la hora de usar a los personajes, aquellos que “molan” más en las batallas como el Capitán América y Iron Man los utiliza más en esos momentos mientras que a personajes los usa como giro dramático. Sin duda del grupo los mejores actores son Scarlett y Mark Ruffalo y son ellos los que tienen los momentos más dramáticos de la cinta y que aportan esas conversaciones en las que el director y guionista es un maestro. También evoluciona un personaje como Ojo de Halcón, un personaje que ha gozado de poca presencia en las cintas Marvel y que en la primera parte fue bastante pobremente tratado y al que se le ha hecho justicia.
Thor probablemente sea el que menos desarrollo tiene entre tanto héroe aunque por otro lado es la figura que articula lo que está por venir en las siguientes películas y en batalla tiene algún gran momento.
Hay nuevas presencias como Máquina de guerra ya visto en las películas de Iron Man, los gemelos Pietro y Wanda clásicos personajes en los comics y miembros por mucho tiempo del grupo son presentados como villanos al principio, como lo fueron en los comics también. Y hay que reconocer que ambos funcionan muy bien, especialmente ella, una actriz curtida en el cine independiente con alguna incursión en el cine comercial. Y por último tenemos a La Visión, gran personaje que en un principio costaba visualizar pero que ha sido excelentemente tratado y presentado y del cual yo al menos espero ver mucho más y que resulta uno de los grandes aciertos de la película.
Obviamente después vienen todos aquellos guiños, aquellas referencias que hacen las delicias del más fan que se regocija en captarlos, como por ejemplo las referencias a Wakanda, tierra de Pantera Negra que tendrá película próximamente, ese par de miradas entra Wanda y la Visión que hace que el aficionado piense que durante muchos años ambos fueron pareja en los comics… y esas cosas que hemos visto en “Agents of Shield” que si bien no es necesario seguirla si que aporta algunas cositas que complementan, como por ejemplo que el final del capítulo de la semana pasada enlaza con el principio de la película o las visiones de Raina sobre la invasión de los hombres de metal y también enlaces con “Agent Carter” donde vimos ese lúgubre lugar donde fue entrenada La Viuda Negra y que en la película vuelve a tener presencia.
Y qué pasa con el malo? Que pasa con Ultrón? pues que Marvel sigue en su línea de convertir al malo en un pim pam pum para recibir golpes y en lo menos importante de la función porque prefiere trabajar con los buenos que con los malos. Algo que desde mi punto de vista tampoco está mal y es un enfoque respetable. Todos recordamos la poca presencia de Batman en sus propias películas en detrimento de los villanos: Jokers, Catwoman, Pingüino, Bane…y en este caso Marvel opta por priorizar al héroe con un tomo probablemente menos realista para a la vez más grato para mucho espectadores. Solo hay que ver la bofetada que se le pega a Man Of Steel, cuando el Capitán América afirma que lo primero son las personas antes de iniciar derribos de edificios y batallas destructivas. Ultrón no tiene el carisma de Loki es evidente, pero resulta amenazador y cumple su función de malvado con plan destructivo y con algunos diálogos importantes.
Los principales problemas de la cinta son sin duda por un lado el tener que depender de un universo que se quiere cohesionar y por eso tenemos el tránsito de la escena de Thor y su “baño místico” que baja el ritmo a la película y por otro algún momento algo precipitado que parece más bien falta de tiempo para ser explicado. Pero desde mi punto de vista nada que moleste demasiado, salvo al crítico más purista pero que no pueden ocultar que estamos ante una obra cumbre del cine de Superhéroes que goza de muy buena salud y que debemos disfrutar no sea que se acabe, pues en el fondo para las productoras todo es cuestión de dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario