Translate

jueves, 10 de diciembre de 2015

El camino a Star Wars: el despertar de la fuerza. La trilogía original



A la hora de decidir sobre qué post poner primero, si sobre la trilogía clásica o la reciente, o sea las precuelas he tenido en cuenta sobre qué me apetecía más escribir primero, qué me deba más pereza y en caso de falta de tiempo qué post no quería dejar sin publicar y obviamente me decidí a escribir primero sobre la trilogía original. La que generó millones de seguidores en todo el mundo y millones de dólares a George Lucas. No voy a entrar en el argumento de las tres películas, no creo que sea necesario y obviamente doy por hecho que sabéis que Darth Vader es el padre de Luke y que Luke y Leia son hermanos pero que en la segunda parte se pegan un morreo… y sino lo sabíais pues nada, os acabáis de comer los spoilers...de la saga.

En el año 1977 después de mucho sufrimiento por parte de su creador se estrenaba “Star Wars”, a saco, eso de “Episodio IV: Una nueva esperanza” vino después. En España conocimos la película como “La guerra de las galaxias” y eso de la nueva esperanza nunca ha cuajado demasiado, seguramente porque lo identificamos con todos esos retoques con los que Lucas ha ido perjudicando a su obra.

Las colas eran enormes para ver la película que se convirtió en un éxito inmediato, Lucas se frotaba las manos pues había renunciado a su sueldo por el 40% de la taquilla y el merchandising (del que se dice que donó porcentajes a los actores y parte del equipo técnico). La película es una cinta de aventuras, no tiene mucho más, pero tiene encanto, tiene malos muy malos y buenos muy buenos. Una chica en apuros, un forajido simpático y un joven que ha de seguir un camino de aprendizaje. Tiene secundarios con carisma, R2D2 y C3PO son droides simpáticos que caen bien al público y que fueron creados con mucho tacto y sutilidad (nada que ver con Jar Jar Binks por ejemplo).

Estábamos ante una película de piratas o de samuráis modernizada, donde se luchaba con sables de luz y con pistolas laser y los vehículos eran maravillosas naves espaciales.
Un reparto muy ajustado, especialmente Harrison Ford como Han Solo, daba vida a los personajes de manera convincente y Darth Vader era un villano de los que imponía, capaz de matar sin tocar a una persona mediante el uso de la fuerza.

La falta de presupuesto fue un desafío técnico y el uso de maquetas y efectos especiales fue una de las cosas más destacadas de la película sin duda y que proyectados en pantalla grande asombraron a todos aquellos que acudieron a ver la película.

El final quedaba abierto pues la destrucción de la estrella de la muerte no era el fin del imperio, sino una victoria rebelde pero que destruía un arma muy poderosa, pero el imperio seguía vivo y Vader huía en busca de momentos mejores. Y esos momentos sin duda fueron muy celebrados pues en 1980 se estrenaba “El imperio Contraataca” la mejor película de toda la saga, una obra maestra, oscura, adulta y seguramente traumatizante para muchos. La batalla en el escenario helado de Hott es sin duda un éxito de planificación, de ritmo, de intensidad. Ya no dirigía Lucas que había preferido centrarse solo en la producción y escritura. Los rebeldes sufrían varios golpes y quedaban dispersados por el espacio. Conocíamos a Lando, a Yoda y a un cazarecompensas mítico llamado Boba Fett.
Aquí se desvelaba que Vader era el padre de Luke, a pesar de que Obi Wan le dijo que Vader había matado a su padre, cosa que quizás en aquel momento Lucas pensaba así, pues a pesar de que asegura que lo tenía todo planificado desde el principio, la cadena de mentiras, errores, medias verdades del autor son muchas y solo hay que investigar un poco para darse cuenta…algo que si ya nos planteamos con la nueva trilogía aún queda más claro. Obviamente sabíamos por Yoda que había otra esperanza para los jedis si fallaba Luke, pues Yoda en un momento determinado cuando Obi Wan le dice que Luke es su última esperanza, le contesta que “hay otro”, en inglés se dijo “other” sin género, con lo cual podía ser que Lucas epnsara en otro Jedi, pero no está tan claro que fuera Leia entre otras cosas porque se supone que Obi Wan es consciente de que Leia existe.

Otra cuestión podría ser que Obi Wan tuviese alzheimer porque incurre en muchos errores a lo largo de la saga. No sabe que Leia existe, no reconoce a R2D2 cuando se supone que ha sido su robot copiloto años atrás, no se acuerda de su maestro Qui gon Jinn (obviamente errores que Lucas cometió al crear las precuelas pero que jamás se ha molestado en aclarar o simplemente ha pasado de ello). Ah! Y el momento mas duro para mi, un niño en aquella época fue ver como Luke perdía una mano….
La película volvía a tener un final muy abierto, más que la anterior, pues Han Solo había sido entregado a Boba Fett y la película concluía con la partida de los héroes a su rescate. Sin duda como he dicho antes una obra maestra y con un Harrison Ford espectacular llevándose de calle todos los planos en los que aparece. Esto ya no pasaría en la tercera película: “EL retorno del Jedi”,en 1983.
Harrison Ford sugirió que su personaje muriera y fue algo que se tuvo muy en cuenta, pero finalmente no se atrevieron. Lucas concluyó la trilogía con la muerte y redención de Vader, con la caída del imperio y con otra Estrella de la muerte destruida (el imperio era bastante recurrente en sus ideas y en sus errores). La parte más interesante de la película sin duda es el rescate de Solo en manos de Jabba y la lucha final de Luke con Vader… el resto, pues básicamente se lo cargan los Ewoks….
Os acordáis que Lucas tiene el control de todos los productos de merchandising de la saga verdad? Pues eso, que llegó un momento en el que le importó más hacer muñequitos que contar películas, así que teníamos a los osos amorosos caníbales (no olvidar que se querían comer a Han Solo) como simpaticotes animalejos que demuestran una vez más que los soldados del imperio además de tener una puntería de mierda eran de lo más torpe. 

Una escena de motos que recuerda a Ben Hur, puede ser lo más destacado de lo que pasa en Endor. Así pues Lucas cerraba la trilogía con una película de sabor agridulce que nos dejaba con cierta insatisfacción pero como espectáculo para críos era algo grande. Lo que pasa es que viniendo de dónde veníamos aquello sonaba algo descafeinado. Vader aparecía sin casco y redimido, Luke había salvado a su padre del lado oscuro y había evitado caer en él. Leia era su hermana y al final se iba a quedar con Han Solo que ya había dejado atrás sus tiempos de pirata espacial para redimirse y ser uno de los mandos de los rebeldes. Habían pasado 6 años entre el estreno de la primera parte y la tercera, generaciones nos habíamos enganchado a la saga, teníamos muñecos, naves, espadas de luz, posters. Eran los inicios del video en casa y poder verlas en casa no era tan fácil porque las televisiones tampoco tenían la oferta de hoy en día. 

A pesar de eso éramos fans de la fuerza, de Solo, de Chewie, de Leia (y de su bikini dorado), Luke…

No puedo dejar de mencionar que la saga tiene, tanto las originales como las más recientes, una banda sonora excepcional, maravillosa, donde John Williams creó una fanfarria universal, igual que hizo para Superman o Indiana Jones. Una música que pone la piel de gallina nada más sus primeros acordes. Williams película a película añadió nuevos cortes sobre una base muy sólida que le permitió crear una BSO universal, sublime, poderosa y todos los adjetivos superlativos que queráis añadirle, puesto que todos le harán justicia.

Y un día pudimos comprar las películas en VHS en una edición Fullscreen que se comía parte de la escena, pero importaba poco, podíamos verlas, repetir lo que nos gustaba y saltarnos algún momento, todo ello en la tele de casa. Y entonces llegó 1997.

En el año 1997 George Lucas anunció que la trilogía volvería a los cines, en ediciones restauradas con escenas añadidas y con algunos retoques. La noticia era buena pues nos permitía volver a disfrutar de la saga en pantalla grande de nuevo y para otros fue su primera oportunidad.
La película que más añadidos tuvo fue la primera que ya recibía el título de “Una nueva Esperanza” y en ella veíamos muchas más criaturas digitales en el puerto de Moss Eysly que no aportaban demasiado, la presencia de Boba Fett, matando el efecto sorpresa de conocerlo en la segunda parte, una escena nueva con Harrison Ford y Jabba el Hutt en las que Jabba que un principio era una persona (por mucho que Lucas lo niegue) era ya el monstruo que todos conocemos. La batalla final ente las naves rebeldes y el imperio con la destrucción de la estrella de la muerte también fue muy retocada sustituyendo muchos planos de maquetas por naves digitales. Y sobretodo la famosa escena en la que Han Solo mataba a Greedo, una cazarecompensas que quería matarlo. Lucas lo retocó para que Greedo fuera ahora el que disparaba antes, algo que no gustó a la mayoría de fans, algo que Lucas sigue negando, pues según él Greedo siempre disparó primero, solo que en la primera versión no quedaba claro con lo que Lucas sigue demostrando que es un mentiroso manipulador dispuesto a matar su glorioso legado por un puñado de dólares. Solo hay que leer este fragmento extraído de la Wikipedia

En una entrevista en 2012 con The Hollywood Reporter, Lucas contradijo sus anteriores comentarios anunciando que Greedo siempre había disparado primero, sosteniendo que un mal enfoque de la escena y la imprecisa percepción de la audiencia habían sido los causantes de toda la confusión: "La controversia sobre quién disparó primero, si Greedo o Han Solo, en Episodio IV... Lo que hice fue intentar despejar la confusión, pero obviamente ello disgustó a muchas personas que querían ver a Solo como un asesino a sangre fría, lo que realmente no era. Todo estaba en primeros planos y era complicado ver quién lo hizo. Puse un plano más amplio de manera que fuese claro que Greedo es quien disparó primero, pero todo el mundo quería pensar que Han disparó primero, porque querían pensar que lo asesinó sin más…


O sea que la culpa era de los fans…

Las dos siguientes películas de la saga se estrenaron con menos retoques, casi todos ellos estéticos, pero no tan controvertidos.

En 2004 la trilogía original se editó por primera vez en DVD y se añadieron varios cambios, entre los cuales el más controvertido fue la inclusión de Hayden Christensen al final de “El retorno del jedi” junto a Obi Wan y Yoda. Un esperpento del que Lucas no da explicaciones muy en su estilo de cuando algo no les gusta es porque son fans fanáticos y yo miro a otro lado y me pongo a silbar.
En 2006 se editó la trilogía original de nuevo en DVD en una edición de 2 discos por película. Un disco era la película con los retoques de 2004 y el otro disco contiene la versión estrenada en cines originalmente con lo que no hay cambios ni retoques.

En 2011 se editó la saga completa en una edición Bluray remasterizada con cambios menores y algunas mejoras de corrección de color.

La verdad es que la vorágine de cambios en los que Lucas se embarcó con la argumentación de “la gallina es mía y me la follo cuando quiero” no hizo más que hacerle perder prestigio ante fans que se sentían despreciados y esto se vio acrecentado por la decepción que para muchos supuso la nueva trilogía que no estuvo a la altura de lo que muchos esperaban…pero eso será otro post si llegamos a tiempo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario